Radio Alterna FM
Publicado el Sabado, 02 de Septiembre del 2023 Wake Me Up When September Ends', la triste historia detrás del éxito de la canción

Wake Me Up When September Ends', la triste historia detrás del éxito de la canción

  • Wake Me Up When September Ends', la triste historia detrás del éxito de la canción

Webmaster

231 Visitas
Bandas

Desde su formación entre 1986 y 1987, la banda estadounidense Green Day ha sido una de las fuerzas impulsoras del punk rock, y una de sus canciones más icónicas, 'Wake Me Up When September Ends', ha dejado una huella en todos los fans de la icónica banda.

Esta composición, estrenada en 2004 como parte del álbum 'American Idiot', se ha convertido en un himno melancólico para muchas generaciones e inclusive utilizada como meme para el inicio de cada mes de setiembre. Sin embargo, ¿cuál es la historia detrás de este famoso tema? 

'Wake Me Up When September Ends': origen de la canción de Green Day

La inspiración para 'Wake Me Up When September Ends' proviene de una experiencia personal del líder de Green Day, Billie Joe Armstrong. El padre del vocalista falleció en septiembre de 1982 cuando el artista tenía tan solo 10 años. El dolor de esa pérdida marcó profundamente a Armstrong, y décadas después, canalizó sus emociones en esta conmovedora canción que aborda el tema de la pérdida y el duelo.

En 2005, la canción fue acompañada por un impactante videoclip dirigido por Samuel Bayer, que cuenta la historia de una pareja joven separada por la partida del hombre para unirse al ejército. La lucha emocional de ambos y el regreso del soldado en un trágico giro de los acontecimientos se entrelazan con la letra de la copla, creando una narrativa visual impactante.

'Wake Me Up When September Ends' se convirtió en un éxito instantáneo, alcanzando los primeros lugares de las listas de éxitos en todo el mundo. El tema ha perdurado en el tiempo, convirtiéndose en un sencillo recurrente durante el mes de setiembre y ganando nueva relevancia cada año.

Su resonancia emocional y su poderosa interpretación por parte de Billie Joe Armstrong hacen que esta composición siga siendo un recordatorio de la capacidad de la música para conectar con las emociones más profundas de las personas.